Escuela La Mancha muestra a la comunidad su planta de aguas servidas

Desde el año pasado, el área de Educación Ambiental DAEM estableció una alianza con la Asociación de Canalistas del Laja para formar parte de su Programa de Transferencia de Gestión de Calidad de Aguas, a través de la participación, en éste, de 15 establecimientos educativos municipales.

En ese contexto, la comunidad de la Escuela rural La Mancha fue anfitriona durante una actividad en que mostraron su nueva planta de tratamiento de aguas servidas, que cuenta con cuatro estaciones y que fueron presentadas a delegaciones del Liceo Industrial Samuel Vivanco Parada y de las escuelas Thomas Jefferson, Aguada de Cuel, El Nogal, Bernardo O’higgins y Pedro Ruiz Aldea. Junto a ellos participaron también representantes de la Asociación de Canalistas del Laja y de Comisión Nacional de Riego, que financia los proyectos, además del equipo del Proyecto de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

La directora de Escuela La Mancha, Juana Carrasco, señaló que los desafíos que presenta este proyecto es fomentar el interés por el cuidado del agua en cada una de las personas que forman su comunidad educativa; utilizar aguas recicladas para riego; poner estas instalaciones a disposición de agrupaciones o comunidades educativas, para aprender de ellas y multiplicar el buen uso del agua. “Como unidad educativa también estamos insertos en los problemas del medio ambiente. Se nos ha presentado esta oportunidad de aprender a ocupar el agua de una manera diferente y nos hicimos parte de inmediato. Con nuestros niños nos hemos motivado a que ellos valoren el agua de la mejor forma posible. Casi todos ellos tienen en sus casas cultivos y en la escuela también hacemos almácigos, plantas, árboles frutales, entre otros. Hace casi un mes que comenzó a funcionar esta planta y ya la estamos ocupando para riego”, agrega la directora.

Héctor Sanhueza, gerente de la Asociación de Canalistas Del Laja se refirió a la importancia que le dan al trabajo con los establecimientos educacionales. “Esto se encuentra dentro de un programa mayor, que trata de mejorar la calidad de las aguas de riego. Y como eso implica una actitud y aprendizaje permanente, creemos que la única forma de lograr que la comunidad en general, trate las aguas con cuidado y no las contamine, es a través de la educación, que es la única forma de generar cambios en la sociedad.”

Próximamente, el área de Educación Ambiental, a través de la Red de Comunidades Escolares Sustentables, realizarán más visitas y actividades de difusión y conocimiento para los estudiantes sobre el cuidado del agua.