Simulacro midió tiempo y nivel de respuesta frente a eventual caso de Coronavirus

El Servicio de Alta Resolutividad (SAR) del CESFAM Entre Ríos de Los Ángeles y la unidad de Urgencias del complejo asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” fueron escenarios principales del simulacro de situación de Coronavirus “COVID-19” desarrollado, durante esta jornada, en nuestra ciudad.

La iniciativa conjunta de la red asistencial de Biobío -conformada por el Servicio de Salud Biobío, la delegación provincial de la Seremi de Salud Biobío y la Dirección Comunal de Salud de Los Ángeles- tuvo por objetivo medir el nivel y tiempo de respuesta frente a una emergencia real provocada por este agente viral que aún no registra casos en nuestro país pero, frente al cual, la provincia y la comuna buscan estar preparadas de la mejor manera.

Rodrigo Sierra, director del Servicio de Salud Biobío, expuso que a esta actividad fueron convocados los diversos actores que, ante la posibilidad de un caso, se verían involucrados.

“Todo se desarrolló según los protocolos, respetando el flujo de atención. Es importante destacar el compromiso de los funcionarios quienes asumieron con gran responsabilidad cada uno de los roles”, destacó.

El delegado provincial de la Seremi de Salud Biobío, Cristóbal Vidal, por su parte, indicó que “es importante realizar simulacros, pues nos permite ver en la práctica como estamos funcionando, si existe la comunicación que se requiere, si está realmente el equipo preparado y si están los recursos suficientes para enfrentar esta situación”.

Finalmente Karen Quiroz, jefa de Unidades Clínicas del CESFAM Entre Ríos, recalcó la importancia de eventos de este tipo, ya que “este tema de poder revisar los protocolos, los flujogramas en caso de cualquier presencia de una patología nueva en nuestro país, nos permite a nosotros prepararnos y establecer procesos de mejora”.

Tras el simulacro se efectuó una reunión para evaluar su ejecución y reparar detalles que pudieran haber surgido durante su realización, encuentro en el que participaron José Luis Saavedra -subrogante de la directora comunal de Salud, Marta Aravena- y Carlos Cruces, director del CESFAM Entre Ríos.