Los Ángeles presenta seis proyectos en Congreso Regional de Ciencia

Doce estudiantes representaron a nuestra ciudad en el XXII Congreso Regional de la Ciencia y la Tecnología, que realizó Explora Bio Bio en la ciudad de Tomé y que reunió a un total de cuarenta proyectos y ochenta estudiantes de la región.

El encuentro, que tuvo una fase previa provincial, se llevó a cabo durante dos días e incluyó una feria de proyectos, en que los estudiantes presentaron a los evaluadores sus iniciativas; un taller sobre las ciencias en el nuevo escenario social, para los 32 profesores que acompañaron a sus delegaciones; además de actividades recreativas y de camaradería.

Investigaciones tales como la elaboración de un antiácido natural a base de plátano y maqui, alimento a base de la germinación de legumbres, calidad de agua para riego del estero Quilque, efecto de hongos endófitos en el desarrollo de árboles nativos y fungicida en base a ruda y jengibre, fueron las iniciativas que desarrollaron los estudiantes angelinos, a través de los talleres de ciencia de sus establecimientos. Estas iniciativas ya se habían adjudicado este año, un financiamiento de 100 mil pesos para cada uno y asesoría a través de la iniciativa “Clubes de investigación científica escolar” de Explora Conicyt. Por ello, los establecimientos buscan proyectar su trabajo a mediano y largo plazo, junto al apoyo del Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Dirección de Educación Municipal. Éste, trabaja en conjunto con docentes y estudiantes para la realización de talleres permanentes en veinte escuelas y liceos municipales, junto a una red de colaboración con casas de estudios superiores y entidades del sector público y privado.

Michael Luna, de 7° básico de la escuela Isla del Laja, comentó que su proyecto, en el que también participa su compañera Nayareth Fuentealba, es motivado por su propia realidad. “Buscamos concientizar al medio social, dar a conocer lo que sufre el medio ambiente. Nuestro proyecto se trata del estero Quilque… vivo en un sitio donde están mis tíos, mi abuela y mi familia y en el río que está al lado de nosotros, la contaminación es descomunal”, sostuvo.

Gloria Quilaqueo, profesora de Historia y Ciencias Sociales de la escuela Thomas Jefferson, señala que, con este tipo de experiencias, los niños desarrollan y fortalecen sus habilidades significativamente, tales como la motivación, el espíritu crítico y la rigurosidad. “Es una experiencia de aprendizaje maravillosa para los niños y para la escuela en general, porque esto permite ir fortaleciendo los aprendizajes en distintas áreas y la ciencia en nuestra escuela es fundamental para motivar a los estudiantes”, explicó, agregando que, además fortalece otras disciplinas y articula con los otros sellos de su escuela, como la ecología, la tecnología y el idioma inglés.

Los estudiantes que participaron del congreso regional, corresponden a las escuelas Thomas Jefferson, República de Alemania, Isla del Laja y España, además del Liceo Técnico Juanita Fernández Solar.