Teatro de títeres enseñó el valor de las emociones a preescolares

La prevención del suicidio es uno de los objetivos prioritarios de salud pública en nuestro país y por eso, en el Mes de la Salud Mental, el CESFAM Norte “Dr. Atilio Almagiá Pereira” ideó una actividad para abordar esta temática con un enfoque promocional, fomentando factores protectores psicosociales entre los preescolares de 5 establecimientos educacionales de su área de influencia.

Lo hizo a través de un teatro de títeres que enseñó a los menores a conocer sus emociones, valorarlas y expresarlas, explicó Cristina Soza, psicóloga y encargada del programa de Salud Mental del CESFAM Norte, quien agregó que se pretendió enlazar esta conmemoración con el lema para este año, que es “Conecta con la vida”, enfatizando en los sueños a alcanzar por niñas y niños.

“Nosotros quisimos agarrar desde los más chiquititos y enfocarnos en la parte más positiva, en lo positivo de la situación, y empezar a contarles cuáles son las emociones; porque una vez que nosotros empezamos a conocer nuestras emociones y podemos expresarlas, tenemos una mejor salud mental. Eso se sabe. Y lo otro es que nosotros nos vamos a enfocar este año, ¿por qué? Porque es la única manera de concretar los objetivos en la vida. Si yo sueño, soy capaz de ver lo que quiero y, a raíz de eso, logro mi objetivo, logro mi meta para mi vida”.

Participaron en este evento alumnos de los jardines infantiles Tremen, Kennedy, Caracolito, Pasitos de esperanza e Isla de los tesoros quienes, al finalizar la función, plasmaron sobre un mural sus emociones del momento distinguiendo entre la ira, la calma, la alegría entre otras.

PROMOTORES DE SALUD MENTAL
También, durante la misma jornada, se entregaron reconocimientos a funcionarios que han contribuido a una mejor salud mental dentro del centro de salud familiar, gracias a sus atributos personales.

De esta manera, escogidos por sus pares, resultaron Norma Vega, como “la más trabajadora”; Lucila Aravena, como “la más participativa”; Katherine Parra, como “la más sonriente”; Carmen Gloria Bermedo, como “la que siempre saluda”; y Johana Muñoz, como “la más alegre”.