Posta Alborada estableció sus necesidades de salud con diagnóstico participativo

Con una amplia participación de su comunidad, la posta de salud rural Alborada realizó su primer diagnóstico participativo, evento que tuvo como objetivo detectar las necesidades y requerimientos de salud de las y los habitantes de este sector.

María Ester Morales, jefe técnico y encargada del Modelo de Salud Familiar del CESFAM Norte, destacó la alta concurrencia, el empoderamiento y el compromiso de la comunidad con su posta, por lo cual calificó la ejecución de este diagnóstico como muy positiva.

“Se trabaja con líderes de la comunidad y vamos planteando las problemáticas o las necesidades que puedan tener ellos con respecto a lo que es salud y en conjunto ver, de qué manera, vamos a abordar estos problemas y vamos a generar un plan de trabajo con los problemas que se hayan priorizado en conjunto”.

La idea es que los planteamientos consensuados se incorporen como prioridades en el plan de trabajo 2020 del CESFAM Norte, añadiendo que algunas de las demandas expuestas en el encuentro tuvieron que ver con la disposición de más exámenes preventivos y un mayor acceso a atención odontológica.

“Ellos solicitan mucha educación, educación tanto para el adulto mayor como también para la población infantil y adolescente. Preocupa mucho el tema de los microbasurales en el sector rural, la contaminación de sus aguas es un tema también a tratar y el problema de las enfermedades cardiovasculares en la población adulta – adulta mayor”.

Pilar Bustos, integrante del comité de salud de posta Alborada, señaló que –junto a una mejor señalética para la escuela y el recinto de salud- la mayor urgencia tiene que ver con solucionar la contaminación que presenta, actualmente, el agua en su sector.

“Yo, una de las cosas que creo que con urgencia se necesita aquí es la contaminación de las aguas. Porque vivimos en un lugar donde es muy lisa la tierra, entonces las capas se fueron contaminando porque hay mucha gente que llegó a vivir y se fueron contaminando con las fosas sépticas o los pozos negros, entonces se contaminó mucho, mucho nuestro lugar”.

5 POSTAS
La actividad desarrollada en la posta Alborada fue la culminación de un proceso de participación social iniciado en julio pasado y que involucró a las 5 postas de salud rural dependientes del CESFAM Norte. Además de Alborada, se realizó diagnóstico participativo en Los Troncos, Los Robles, Dicahue y Los Molinos.